Image

El orgasmo femenino 

Hay muchas cosas que nos hacen sentir increíble, Pero hoy toca hablar del orgasmo femenino, el clímax de la excitación sexual. Sabemos que muchas veces es difícil llegar a este punto del placer, pero hay muchas maneras de experimentar hasta por fin sentirlo, y aquí te vamos a explicar la ciencia detrás de él y poder disfrutarlo con una buena salud sexual.

Cuando estamos en pareja o dándonos amor a nosotras mismas, nuestros genitales reaccionan de formas muy placenteras. Las paredes de la vagina comienzan a lubricarse, la parte superior de la vagina se hace más flexible y tus labios menores y clítoris comienzan a llenarse de sangre, y todas estas sensaciones juntas forman el famosísimo orgasmo femenino, una sensación liberadora que nos llena de placer. Y como lo leíste al principio no necesitas obligatoriamente tener una pareja sexual para llegar a él, muchas veces es más fácil descubrirlo cuando nos exploramos a nosotras mismas.

Durante el orgasmo los músculos de tus genitales se contraen rítmicamente, tu frecuencia cardiaca se acelera, tu clítoris se siente súuuper sensible y liberas un montón de endorfinas, por eso te sientes relajada y feliz.

Todas somos diferentes y llegamos al orgasmo de maneras distintas, no hay una guía de movimientos y duración que te asegure llegar a este punto del placer. El mejor consejo que te podemos dar es: conoce tu propio cuerpo para saber tus áreas de placer y poder comunicarlas a tu pareja, una de las claves para llegar al orgasmo femenino es la comunicación, recuerda que la otra persona no es adivino y tú tienes gustos particulares que debes de hacerle saber.

Recuerda que todos los estímulos cuentan para llegar al orgasmo femenino: táctiles, visuales, auditivos e incluso olfatorios, así que no te limites y crea el set perfecto para sentirlo todo.