Image

¿Qué onda con mi pH vaginal?

Image

¿Qué es el pH?

En Canesten V® nos preocupamos por tu salud íntima. Por eso queremos explicarte qué es pH vaginal y por qué es tan importante para mantener la protección de tu flora.

El pH o potencial de hidrógeno, es un indicador de la acidez de una sustancia en una escala del 0 al 14. Lo ideal para mantener una salud íntima adecuada es mantener el pH Vaginal menor o igual a 4.5.

Su importancia radica en que tiene un papel en mantener una adecuada flora de tu zona íntima que pueda defenderte de infecciones.

Los lactobacilos de la vagina, que forman parte de su flora normal, son los encargados de producir el ácido láctico que mantiene tu pH vaginal normal, evitando así la adherencia de bacterias extrañas, al igual que con la producción de peróxido de hidrógeno. Si se presenta una infección o cambios en el ambiente de la vagina puede disminuir la producción de estos elementos y cambiar el pH vaginal, lo que se convierte en un medio donde pueden proliferar los hongos como la Cándida, causando infecciones vaginales como la candidiasis vulvovaginal.

¿Cómo mantener un pH ideal?

Para mantener tu pH ideal te recomendamos el uso de probióticos y de productos de higiene íntima que sean respetuosos con tu piel y con la mucosa vaginal.

SI PRESENTAS UNA INFECCIÓN VAGINAL ES MUY IMPORTANTE QUE CONOZCAS EL PELIGRO DE LOS REMEDIOS CASEROS

En internet y de boca en boca se llegan a recomendar remedios caseros para tratar las infecciones vaginales, pero nadie menciona los peligros que pueden suponer.

Estos remedios no están científicamente probados, además, nunca sabemos cómo reaccionará nuestro cuerpo, pues depende de la sensibilidad de cada piel o de las posibles alergias.

Las duchas vaginales y otros ejemplos de REMEDIOS CASEROS QUE ES MEJOR EVITAR

Algunas recomendaciones sobre remedios caseros para infecciones en tu vagina, pueden poner en riesgo tu salud. A menos de que algún profesional de la salud te haya recomendado hacer un lavado vaginal o algún otro remedio, deberás permanecer alejada de estos.

  • Baño de asiento con bicarbonato de sodio: este compuesto químico puede causar quemaduras, irritación e inflamación. También altera el pH vaginal, lo que puede eliminar lactobacilos y dejarla expuesta a otras bacterias e infecciones.
  • Duchas vaginales: su uso es un factor de riesgo para desarrollar una infección vaginal, ya que pueden causar irritación química en los labios vaginales y vulva además de alterar el ambiente vaginal en general, por lo cual su uso no es recomendable. Algunos recomiendan el uso de vinagre, que es una sustancia ácida y puede generar más irritación. Los médicos en general no recomiendan las duchas vaginales, pues podrían ser causantes de infecciones y otros padecimientos, ya que modifican el pH vaginal.
  • Aplicación de yogurt natural: los lactobacilos del yogurt untado no harán que se restablezca el equilibrio del pH de la zona. Aplicarse cualquier sustancia que no está hecha para curar una infección vaginal puede empeorar las cosas.
  • Introducir un diente de ajo: se cree que funciona porque contiene antibióticos naturales, sin embargo, el ajo puede tener bacterias y suciedad de la tierra, lo que dañaría aún más la zona infectada.

¿Qué efectos adversos pueden provocar los remedios caseros?

Para curar una infección vaginal es necesario seguir las recomendaciones de un doctor, el riesgo que supone usar un remedio casero en ti misma es amplio, puede traerte algunos síntomas desagradables como los siguientes:

  • Irritación en los labios vaginales
  • Inflamación
  • Inflamación
  • Alteraciones al pH vaginal
  • Aparición de otras bacterias e infecciones

Es por esto que resulta importante que, si consideras que tu pH se ha modificado y/o sospechas de una infección vaginal, consultes con tu médico para conocer tu diagnóstico y recibir el tratamiento adecuado que se adapte mejor a tus necesidades.

Productos que pueden afectar tu salud vaginal

Existe una amplia variedad de productos que tienen que estar en contacto con tu vagina, pero ¿utilizas todos de manera correcta? No hacerlo podría causarte una infección vaginal por hongos.

  • Productos menstruales: sin importar si usas toalla higiénica o tampón, debes cambiarte de 3 a 4 veces al día. No hacerlo puede generar un ambiente propicio para el crecimiento del hongo cándida y podrías presentar síntomas de una infección vaginal. Si usas tampones ¡debes tener especial cuidado! Olvidar que tienes uno puesto puede llevarte a padecer una condición grave conocida como choque tóxico.
  • Duchas vaginales: la higiene íntima femenina correcta no requiere duchas vaginales, ya que alteran tu pH, creando un ambiente propicio para el crecimiento de los hongos, favoreciendo la proliferación de gérmenes.
  • Papel higiénico: este producto no causa infecciones vaginales por sí solo, pero la forma en que te limpias con él es muy relevante. Tu limpieza íntima debe ser siempre de adelante hacia atrás y nunca al revés para evitar el contacto de los gérmenes presentes en la región anal y perianal con la vagina.
  • Pastillas anticonceptivas: aunque muchos ginecólogos las receten, en algunos casos, pueden favorecer la proliferación de hongos en la mucosa vaginal. Si bien los anticonceptivos en sí no causan infecciones por hongos, las hormonas que contienen algunas opciones anticonceptivas pueden aumentar el riesgo de contraer una.

¡No te quedes con las molestias!

En caso de presentar síntomas de una infección vaginal como comezón, ardor, flujo, enrojecimiento, inflamación y dolor por el uso de alguno de estos productos, recuerda que cuentas con la ayuda de los óvulos vaginales y crema antimicótica de la familia Canesten V® y que puedes complementar tu higiene íntima con el shampoo de Canescalm®.

CONSULTA A TU MÉDICO