Image

Enfermedades de Transmisión Sexual

Image

Todas tenemos derecho a disfrutar nuestra sexualidad, pero ojo, las relaciones sexuales son un tema que siempre debe de tomarse con responsabilidad y seguridad, ya que existen varios factores, como las enfermedades de transmisión sexual que ponen en riesgo tu salud íntima y general. Es por ello que hoy queremos hablarte sobre ello y darte algunos consejos para que cuides de tu higiene íntima.

Las enfermedades de transmisión sexual se pueden llegar a desarrollar por 8 diferentes tipos de microorganismos, los cuales se manifiestan y afectan de diferente manera al cuerpo. Estos microorganismos se clasifican en curables: sífilis, gonorrea, clamidia y tricomoniasis, y los otros 4 en incurables, pero tratables: hepatitis B, herpes, Virus de Inmunodeficiencia Humana (VIH) y Virus del Papiloma Humano (VPH). El daño y tratamiento de cada una de estas infecciones vaginales dependerá del nivel de desarrollo que tengan en el sistema.organismo.

Algunas enfermedades de transmisión sexual son silenciosas, ya que no muestran síntomas, mientras que algunas otras pueden tardar días o hasta meses en aparecer la primera reacción después de haber tenido las relaciones sexuales. Si llegas a notar algún cambio o molestia en tu zona íntima, como, dolor, ardor, flujo inusual, olor desagradable, sangrado vaginal, algún tipo de erupción o irritación genital, oral o rectal, puede ser signo de que algo no está bien con tu salud íntima.  

Aquí van algunas características sobre algunas enfermedades que pueden afectar a tu higiene íntima:  

  • Clamidia: Se transmite por los fluidos sexuales y puede infectar la vagina, el cuello uterino, el ano, la uretra y hasta los ojos, garganta y boca.
  • Gonorrea: Sus síntomas pueden ser dolor o ardor al orinar, flujo amarillento o con sangre, sangrado entre periodos menstruales, etc.
  • Sífilis: Causa úlceras o “chancros” genitales que no son dolorosos.
  • Tricomoniasis: Puede generar irritación en los genitales, comezón, flujo con mal olor, sensación de orinar que puede ser doloroso.
  • Herpes: Se puede contagiar durante sexo vaginal, oral, anal y hasta al besarse. Causa ámpulas o úlceras dolorosas que dan comezón y no tiene cura, pero se puede aliviar el dolor con tratamientos.
  • VPH: El Virus del Papiloma Humano causa verrugas genitales y puede desarrollar cáncer cervicouterino. No existe cura como tal, solo manejo de las lesiones. Existen vacunas que pueden ayudar a prevenirlo.
  • VIH: El Virus de Inmunodeficiencia Humana es causante de SIDA. Afecta al sistema inmune por lo que abre la puerta a múltiples infecciones y enfermedades. Se puede prevenir usando condón.
  • Hepatitis B: Se puede transmitir sexualmente, compartiendo cepillos de dientes, rasuradoras y agujas. Puede Generar enfermedades hepáticas graves.

Es muy importante que te auto explores y sepas identificar cada uno de los síntomas, ya que muchas veces podemos llegar a confundir una infección vaginal con alguna de estas condiciones.

Si eres sexualmente activa y crees que pudiste haber estado expuesta a contraer alguna enfermedad, visita inmediatamente a tu ginecólogo, solo él podrá darte una valoración oportuna. Recuerda que no es necesario estar enfermo o presentar molestias para visitar al médico, un chequeo constante es parte de nuestra salud y prevención de infecciones vaginales.

Recuerda que solo tú eres dueña de tu cuerpo y de tus decisiones, para prevenir el contagio de enfermedades de transmisión sexual siempre puedes tomar algunas medidas:

  • SIEMPRE usa condón o incluso algún otro método anticonceptivo solo ten en cuenta que no todos te protegen de contraer enfermedades.
  • HABLA con tu pareja y procuren la higiene íntima , revisando que no exista alguna alteración en sus genitales.RECUERDA que tener relaciones sexuales con varias personas aumenta riesgos el riesgo de contagio.
  • No tengas miedo a tocarte, una buena forma de experimentar placer es a través de la masturbación.

Conocer más sobre este tema nos ayudará a quitarle el tabú y mantenernos libres de las enfermedades de transmisión sexual.