Image

La maternidad

Alrededor de la decisión de convertirte o no en mamá, existen diversos factores, mitos y opiniones externos que pueden influir sobre el resultado final, aún cuando sabemos que se trata de una decisión personal.

Algunas de las ideas más comunes son: “ser madre es una bendición”, “la mujer que es madre es una mujer plena”, “ser madre es esencial para fortalecer la relación con la pareja”, “ser madre es el deber una mujer por tener la capacidad de concebir”, “las mujeres vinieron al mundo a dar vida”, etc.

Una mujer informada puede analizar y sopesar los diferentes aspectos que comprende la decisión de convertirse en madre, el número de hijos que desea tener, con quién y a qué edad. Por ello, hoy en día las mujeres más jóvenes cuentan con más herramientas para decidir acerca de su maternidad. Recuerda que el conocimiento es poder y los mitos sobre la maternidad no definen tu valor como mujer.

Image

En el mundo existen alrededor de 1900 millones de mujeres en edad reproductiva, sin embargo, más de 270 millones de ellas no reciben atención a sus necesidades de planificación familiar. Incluso cuando es sabido que el uso de anticonceptivos fomenta el derecho de las personas a decidir el número de hijos que desean tener y el intervalo entre los embarazos, no todas las mujeres cuentan con la información necesaria para la toma de decisiones. Algunas incluso desconocen que tienen ese derecho.

Actualmente las mujeres tienen a su alcance diferentes opciones de métodos anticonceptivos, entre los cuales se encuentra el condón, que es el único método con la capacidad para evitar un embarazo, sino que también te protege contra enfermedades de transmisión sexual como el VIH.

Image

A la vez, existe la posibilidad de acercarte a diversas instituciones de salud, así como organizaciones que pueden brindarte la información necesaria, no solo sobre el método anticonceptivo más apropiado para ti, sino para conocer tus derechos y con ello tomar decisiones informadas que te permitan planificar tu futuro en la forma que tú deseas y no como otros lo han impuesto.