Image

Chequeo Ginecológico

Image

Aunque no sea tu primera vez, la idea de ir al chequeo ginecológico hace que los nervios te pongan los pelos de punta, pues la idea de que alguien explore minuciosamente la zona íntima suena súper intimidante, te entendemos perfectamente, pero es una práctica que toda mujer debe realizar para evitar las infecciones vaginales y mantener una correcta higiene íntima femenina.

La gran mayoría de las mujeres realiza su primer chequeo ginecológico a causa de algún tipo de inconsistencia, molestia en la zona íntima o por cuestiones relacionadas con la salud sexual. Sin embargo, las visitas deben ser regulares y constantes, ya que como mujeres somos más propensas a padecer algún tipo de padecimiento, así que no te esperes a sentirte mal, procurarte y prevenir es tarea de cada una. Si va a ser tu primera vez en el chequeo ginecológico, no entres en pánico, aquí te contamos de que va esta visita y como es generalmente se hace el procedimiento:

  • A tu llegada, una enfermera puede tomar tus signos vitales, medirte y pesarte.
  • Después, tu ginecólogo cuestionará el motivo de tu consulta, es probable que te haga preguntas acerca de tus antecedentes, esto puede incluir hablar sobre tu actividad sexual, tu periodo, si has padecido de infecciones vaginales y hasta de tus hábitos de higiene. Es importante que contestes con la verdad, nadie te va a juzgar y esto ayudará a que ginecólogo pueda tener un panorama de tu situación para una mejor valoración.
  • Seguido viene la exploración física, para esto es necesario que estés relajada, respira y piensa que es por tu salud. Aquí es donde el médico revisara tus genitales externos e internos, puede ser de forma táctil, o por ultrasonido dependiendo el tipo de exploración y los síntomas que presentes. Muchas veces esta exploración es aprovechada para realizar una prueba de Papanicolaou, la cual ayudará para valorar alteraciones por la infección del Virus del Papiloma Humano (VPH).
  • Muchos ginecólogos también te pueden llegar a enseñar cómo es que debes de realizar la autoexploración mamaria, la cual te ayudara para detectar y prevenir alteraciones en la zona.
  • Dependiendo de tu condición y síntomas puede que la exploración sea suficiente para dar una valoración, pero si es necesario, es posible que te recomiende realizar estudios de laboratorio o algún otro tipo de estudio específico, por ejemplo, para detección de infecciones de transmisión sexual.

Aprovecha el chequeo ginecológico para resolver todas tus dudas, sin miedo. Pregunta sobre métodos anticonceptivos, tu periodo menstrual , prevención de infecciones vaginales y de transmisión sexual, ¡o de cualquier cosa que te incomode o cause curiosidad! No te quedes con dudas y disfruta de la sexualidad manteniendo una correcta higiene íntima femenina.